Céline ¡te quiero!

¿Les paso alguna vez que miraron a alguien y se enamoraron a primera vista sin tener ni siquiera un poco de contacto? A mi sí, pero no con alguien sino con algo. Y es que desde el primer día en que vi la Céline Trapeze supe que nacía una bonita historia de amor (no) correspondida. Y lo de no es porque a no ser que se me crucen los cables y se me fundan los fusibles o me toque el Quini, jamás podré gastarme lo que cuesta este modelo. Una pena, porque cada vez que lo veo siento en el estómago miles de mariposas que revolotean con cada versión que la firma lanza.
El Trapeze de Céline siempre va a estar en mis sueños. Tricolor, monocolor o con piel de cocodrilo. Todas sus variantes son perfectas.

SEGUÍME // FOLLOW ME ON

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s